Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Anciano de 68 años encarcelado por traficar drogas en Santander.

Anciano de 68 años encarcelado por traficar drogas en Santander.

SANTANDER, 19 Jul.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de un hombre de 68 años en Santander, quien ha sido ingresado en prisión. Este individuo, residente en la calle Virgen del Camino, se dedicaba a la distribución de cocaína y hachís en la zona centro de la ciudad y en General Dávila, según informes de las autoridades.

En el registro realizado en el domicilio del detenido, se encontró una importante cantidad de cocaína, que se estima serían unas 800 dosis. También se confiscó una pistola junto con más de medio centenar de cartuchos. Estos objetos han llevado a que se le imputen los delitos de contra la salud pública y tenencia ilícita de armas.

La operación denominada 'Ukkonen', iniciada en mayo, fue llevada a cabo por la Guardia Civil después de recibir información de que este hombre, quien ya había sido arrestado en otras ocasiones por tráfico de drogas, se encontraba posiblemente involucrado en la venta de cocaína y hachís.

Como resultado de la investigación, se descubrió que varias personas con antecedentes por delitos contra la salud pública, provenientes de diferentes lugares de Cantabria, estaban suministrando cocaína y hachís a través del sospechoso. Se estableció que estas entregas se realizaban tanto en la residencia del detenido como en diferentes puntos de la ciudad.

Se determinó que el sospechoso operaba en varias calles de Santander, tanto en el centro de la ciudad como en la zona de General Dávila. Para llevar a cabo estas actividades, se movilizaba en motocicleta por diferentes puntos y luego se dirigía a pie a exteriores de locales, plazas y vías públicas, donde se entiende que realizaba las transacciones de droga.

Además, se descubrió que utilizaba una furgoneta para ocultar la droga durante las reuniones que realizaba en algunos puntos de la ciudad.

Con la información recopilada, los agentes detuvieron al sospechoso la semana pasada cuando salía de su vivienda con un envoltorio que contenía cocaína.

En el registro de su vivienda, se incautó, además de la cocaína y la pistola, otros 200 gramos de cocaína de alta pureza y una gran cantidad de dinero proveniente de la venta de drogas, junto con un artefacto casero en forma de tubo, que podría disparar municiones por percusión contundente.

El detenido fue llevado al Juzgado de Instrucción número Cinco de Santander, donde se ordenó su ingreso en prisión.

Con esta acción, la Guardia Civil considera haber erradicado un punto de venta de drogas en Santander.