Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Concisa y totalmente original: "Robo con cuchillo en supermercados de Santander: Condena de cinco años de prisión"

Concisa y totalmente original:

SANTANDER, 31 Oct.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha condenado a un hombre a cinco años de prisión por cometer dos robos en supermercados de Santander en febrero y marzo de 2022. En ambos casos, el acusado utilizó un cuchillo para llevarse el dinero de las cajas registradoras de los establecimientos de la cadena Lupa.

El juez, en una sentencia que ya es firme, considera al acusado culpable de dos delitos de robo con violencia e intimidación y uso de armas, así como de un delito de lesiones. Sin embargo, se tuvieron en cuenta las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal de drogadicción y reparación del daño, ya que el condenado consignó 500 euros antes del juicio para hacer frente a las responsabilidades civiles.

Además de la pena de prisión, el hombre deberá indemnizar a la cadena de supermercados con 650 euros y a una de las cajeras afectadas por los robos con 11.330 euros, por el daño moral sufrido. El dinero entregado por el acusado se destinará al pago de estas responsabilidades.

Según los hechos probados, que el propio acusado ha reconocido, en febrero de 2022 entró en un supermercado de la calle Cisneros y, mientras la cajera abría la caja registradora para cobrarle una lata de cerveza, el hombre introdujo la mano para intentar coger el dinero que había en su interior.

Ante esto, la cajera cerró el cajón y el acusado sacó un cuchillo, amenazándola con apuñalarla. La mujer, que sufrió trastorno adaptativo y ansiedad como consecuencia de lo ocurrido, se retiró y el acusado se apoderó de 553 euros.

Semanas después, en marzo, el acusado acudió a otro supermercado de la misma cadena en la calle Hernán Cortés. Cuando la cajera abrió la caja registradora para cobrar a un cliente, el hombre intentó coger el dinero. La cajera trató de impedírselo cerrando el cajón, momento en el que el acusado sacó un cuchillo con una hoja de 15 centímetros y lo colocó cerca del cuello y la cara de la empleada. La cajera retrocedió y el acusado se apoderó de 95 euros.

La sentencia también señala que no se suspende la condena, por lo que el acusado deberá cumplir la pena de prisión en su totalidad.