Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Funcionarias del laboratorio de Sierrallana condenadas por coacciones a compañeros

Funcionarias del laboratorio de Sierrallana condenadas por coacciones a compañeros

Cuatro funcionarias del laboratorio de anatomía patológica del Hospital de Sierrallana de Torrelavega han sido condenadas a prisión por delitos de coacciones hacia compañeros de trabajo que fueron pasando por el servicio desde el año 2011, según una sentencia emitida por el Juzgado de lo Penal número 3 de Santander.

La magistrada titular del Juzgado ha impuesto una pena de cinco años y tres meses de prisión y una multa de 14.400 euros a tres de las acusadas, considerándolas autoras de seis delitos de coacciones. La cuarta acusada, por su parte, ha sido condenada a tres años y medio de cárcel y la misma multa, al atribuírsele cinco delitos de coacciones en lugar de seis.

Además, las cuatro funcionarias deberán indemnizar conjunta y solidariamente con 7.343 euros a uno de los coordinadores del servicio y a una técnico del servicio, así como a otra de las coordinadoras del laboratorio con 6.281 euros, por los daños sufridos.

Según la sentencia, las cuatro mujeres formaron un grupo que funcionaba como grupo de presión y poder sobre el resto de personas que trabajaban en el laboratorio de anatomía patológica del hospital de Sierrallana. Para imponer su forma de trabajo, excluían y hostigaban a todos aquellos que no seguían sus directrices.

El comportamiento de las acusadas fue especialmente beligerante con los coordinadores del servicio, ridiculizando y desprestigiando su trabajo. Además, faltaban al respeto constantemente al resto de compañeros que les resultaban un estorbo. La magistrada destaca que este grave conflicto era conocido en todo el hospital, pero no se tomaron medidas efectivas para poner fin a la situación.

La jueza considera que la conducta de las acusadas se corresponde con el delito de coacciones, ya que crearon un grupo de poder y dominación para imponer su forma de trabajo y facilitar su preferencia de contratación como funcionarias interinas. Su actuación generó un ambiente intimidatorio en el laboratorio.

Las coacciones cometidas por las acusadas fueron consideradas graves debido a su cantidad, diversidad y duración en el tiempo, por lo que las penas impuestas están en grado medio. Aquellos casos en los que los perjudicados requirieron tratamiento médico llevan pena de prisión, mientras que aquellos en los que no fue necesario tratamiento llevan multa.