Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Hombre condenado a prisión por abuso a menor, vecina y con discapacidad, recibe sentencia de 3 años

Hombre condenado a prisión por abuso a menor, vecina y con discapacidad, recibe sentencia de 3 años

SANTANDER, 25 Ene.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha dictaminado una sentencia condenatoria de tres años de prisión para un individuo que abusó repetidamente de su vecina, una niña de diez años con retraso madurativo.

En su resolución, se ha considerado al acusado culpable de un delito continuado de abuso sexual a una menor de 16 años, con la circunstancia atenuante de la responsabilidad penal de reparación del daño, ya que antes del juicio depositó 3.000 euros en la cuenta del juzgado, la suma solicitada por los acusadores como compensación.

Además de la pena de prisión, se le prohíbe ejercer cualquier profesión o actividad que implique el contacto con menores durante ocho años, debe mantenerse alejado y abstenerse de comunicarse con la niña durante cinco años, y se le someterá a un período de libertad vigilada durante cinco años una vez cumpla su condena.

En cuanto a la responsabilidad civil, el acusado ha sido condenado a pagar una indemnización de 3.000 euros, por lo tanto, la cantidad que depositó en el juzgado se entregará ahora a la víctima del abuso.

Según los hechos relatados, el acusado realizó tocamientos indebidos a su vecina "por debajo de la ropa, acariciándole la zona de la vagina", aprovechando los momentos en los que salía a pasear a su perro con ella, durante un período de dos meses.

La niña, que presentaba retraso madurativo y dificultades cognitivas de atención y aprendizaje, le contó a su madre y a su hermana lo sucedido, manifestando que el hombre la tocaba a pesar de que ella le expresaba su desagrado.

En el juicio, el acusado admitió su culpabilidad, ejerció su derecho a no declarar y, a petición de su abogada, pidió disculpas a la familia afectada.

La polémica se centra en determinar si corresponde aplicar el tipo atenuado del delito de agresión sexual introducido por la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual de 2022, solicitado por la defensa por considerarlo más beneficioso para el acusado.

No obstante, el tribunal no acepta esta solicitud debido a que el tipo atenuado se aplica al evaluar la menor gravedad del acto, lo cual no ocurre en este caso.

En este sentido, se destaca que las "circunstancias especiales" de la niña la vuelven "una víctima más vulnerable que una menor de su misma edad", lo que invalida la aplicación del subtipo atenuado al no poder sostenerse que el acto sea menos grave.

"No estamos ante la menor gravedad del acto exigida para la aplicación del tipo atenuado; por el contrario, tenemos la ejecución repetida durante más de dos meses de numerosos actos de agresión a la integridad sexual de una víctima, la cual, a pesar de tener diez años, tiene un desarrollo evolutivo sustancialmente inferior", se explica al respecto.

Por lo tanto, la Audiencia no accede a la petición de la defensa de aplicar el tipo atenuado y condena al acusado de acuerdo con la legislación vigente en el momento de los hechos, por ser la más favorable para él en comparación con la reforma de 2022.