Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Inaugurados tres tramos de N-621 en el Desfiladero de la Hermida.

Inaugurados tres tramos de N-621 en el Desfiladero de la Hermida.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha anunciado la apertura al tráfico de tres tramos acondicionados de la carretera N-621 entre Cantabria y Asturias. Estos tramos forman parte de las obras de mejora de la carretera entre Castro de Cillorigo y Panes, en el Desfiladero de la Hermida.

Las soluciones implementadas consisten en ensanchar la plataforma hacia el río para evitar desmontes que puedan afectar la estabilidad de los taludes.

Estos tres nuevos tramos se suman a otro ya puesto en servicio en julio, lo que significa que ya hay un total de 1,55 kilómetros de carretera mejorados en funcionamiento. El Mitma ha proporcionado esta información este lunes.

La carretera en la que se están llevando a cabo estas mejoras tiene aproximadamente 17,2 kilómetros y atraviesa Cantabria y Asturias. Los tramos recién abiertos están ubicados en Cantabria, en las áreas de Lebeña y La Hermida, y en Asturias, en la zona de Estragueña.

Las obras se han distribuido en tres categorías de soluciones, dependiendo de la anchura disponible en cada tramo. Cuando el espacio es suficiente hacia el río, se ha procedido a explanar y sanear el terreno para colocar la capa de firme. En aquellos casos en los que no es posible, se ha optado por construir muros de hormigón o de escollera según las características del talud existente. Y cuando la anchura necesaria no se puede conseguir con muros, se han ejecutado voladizos, losas de hormigón ancladas a vigas de hormigón, cimentadas sobre micropilotes.

Una vez que se ha ampliado para alcanzar los ocho metros de anchura de plataforma, se ha procedido a ejecutar la sección de firme correspondiente.

El objetivo de estas mejoras, que tienen un presupuesto de obra de 73,4 millones de euros, es garantizar una conducción segura y respetuosa con el entorno, sin aumentar la velocidad de circulación. Para lograr esto, se están rectificando el trazado de curvas, ampliando la plataforma a un mínimo de ocho metros de ancho, mejorando elementos como el drenaje, la señalización, el balizamiento y los sistemas de contención.

Además de mejorar la seguridad y lograr un diseño de trazado claro, estas actuaciones tienen como objetivo facilitar el uso de la carretera por parte de ciclistas y peatones, adecuar los miradores y zonas de parada existentes y acondicionar áreas para estacionamiento.

La carretera discurre por el Desfiladero de la Hermida, entre las laderas de los Picos de Europa y el cauce del río Deva, cruzándolo en cuatro ocasiones con puentes de un solo tramo.

Dado que el proyecto se desarrolla en un entorno natural protegido, se ha tenido en cuenta la mejor solución posible en cada punto de la carretera, teniendo en cuenta las condiciones del paisaje y del medio físico y natural.

Según el Mitma, el resultado es una "obra de artesanía" en la que se han alternado diferentes soluciones para lograr la anchura de plataforma y el encaje de un trazado que permita circular de manera segura y cómoda en un entorno singular.