Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Masiva protesta en Santander en contra de la derogación de la Ley de Memoria, a pesar de la lluvia.

Masiva protesta en Santander en contra de la derogación de la Ley de Memoria, a pesar de la lluvia.

SANTANDER, 2 Dic.

Varios centenares de personas se han manifestado en Santander contra la Ley de Memoria Histórica de Cantabria que pretenden PP y Vox. Según la Policía, asistieron unas 400 personas, mientras que la organización estima que fueron alrededor de 1.800.

La manifestación fue convocada por la Plataforma Memoria y Democracia, conformada por unas 90 organizaciones cántabras. La protesta comenzó en la Plaza de Numancia de la capital cántabra y contó con una pancarta principal que decía 'Sin memoria, no hay futuro', lema que también se coreó junto a otros como 'Frente a la negación, más reparación' o 'Memoria viva, la historia no se olvida'.

En la manifestación estuvieron presentes el coordinador de IU Cantabria, Israel Ruiz Salmón, así como los diputados del grupo parlamentario Sumar en el Congreso, Enrique Santiago y Engracia Rivera. Antes de la marcha, solicitaron al Gobierno de Cantabria (PP) que reflexionara sobre su actitud irresponsable al querer derogar la Ley de Memoria de la comunidad autónoma.

Enrique Santiago manifestó que si el PP finalmente da marcha atrás en su intento de derogar la ley, sería porque se hace responsable de la victimización causada por el Franquismo. Además, indicó que no cree que la derogación de la norma pueda justificarse en el argumento de dar un supuesto trato equilibrado a todas las víctimas, ya que según él, las del bando franquista ya fueron reparadas durante la Dictadura y las únicas que aún quedan por reparar son las del otro bando.

Por su parte, Engracia Rivera defendió que sin memoria democrática no puede haber una sociedad de futuro y aseguró que Sumar e IU siempre la defenderán, estando presentes en cualquier lugar donde esté en peligro.

Antes del inicio de la protesta, varios portavoces de la Plataforma convocante se dirigieron a los medios de comunicación. Marisol González advirtió que no permitirán que se entierre de nuevo la memoria de las víctimas del franquismo y afirmó que la sociedad tiene derecho a saber quiénes lucharon por la democracia y quién luchó contra ella. Jorge Suárez lamentó que la historia haya sido escrita por quienes ganaron la Guerra Civil y criticó que España siga teniendo el país con más víctimas en fosas comunes después de Camboya. José Luis Pajares opinó que no se pueden cerrar las heridas sobre las bases del desconocimiento.

En el manifiesto leído por la catedrática y activista Isabel Tejerina, se destaca que la Memoria Histórica no es un capricho ni una venganza, sino una necesidad para dejar de ser una sociedad incompleta y mutilada.

También se denuncia el negacionismo histórico del PP y Vox en el Parlamento, ya que en septiembre ambos partidos unieron sus votos en el Parlamento de Cantabria para aprobar una iniciativa que insta al Gobierno regional, del Partido Popular, a derogar la Ley de Memoria de Cantabria.

Se acusa a ambos partidos de querer enterrar bajo el olvido la represión ejercida por los golpistas y sus cómplices en la Guerra Civil, así como por la dictadura franquista durante décadas. La Plataforma advierte que reclamará justicia, verdad y reparación para las víctimas del Franquismo hasta quedar sin voz.

El manifiesto también critica la deuda histórica del actual sistema político con sus víctimas, expresando que existe una falta casi total de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.