Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Padre e hija ayudan a víctima de prostitución aterrorizada.

Padre e hija ayudan a víctima de prostitución aterrorizada.

Los agentes de policía han afirmado que los datos extraídos del móvil de la presunta víctima de trata de una red de prostitución en un piso en la calle Miguel de Unamuno de Santander, corroboran la versión de la joven.

El padre y la hija que ayudaron a la denunciante en 2019, han declarado en la Audiencia Provincial de Cantabria que cuando llegó a su casa, la chica estaba "mal" y "aterrada" por las amenazas de los acusados, con mucho miedo y sin haber comido ese día por negarse a trabajar.

El hombre al que la víctima pidió ayuda al salir del piso ha manifestado que la chica le contó la situación y que cuando llegó a España le dijeron que tenía que prostituirse para pagar la deuda del viaje.

La hija ha asegurado que la denunciante les prometió que "le habían engañado" y "no sabía que iba a tener que prostituirse" al llegar a España. Además, habló de amenazas a ella y a su familia y que tenía miedo a la Policía porque uno de los acusados la había amenazado con que "tenían contactos" con algunos policías.

Los policías responsables de extraer los datos del teléfono que les dio la presunta víctima han considerado que estos corroboran su versión. La compra de un billete de avión a París con escala en Madrid por una de las acusadas, así como la subida de fotos "sensibles" de la joven a una web de servicios sexuales con una cuenta asociada con uno de los acusados, coincidiendo con su nombre, son algunos de los datos que los agentes han identificado en el móvil.

La presunta víctima aseguró en la jornada anterior que había estado viviendo en Francia posteriormente a los hechos, algo que "no les consta" a los agentes. Los que se encargaron de registrar los pisos donde se ejercía la prostitución en Torrelavega y Santander, han encontrado documentos con anotaciones sobre los servicios que se ofrecían, agendas y dinero distribuido en varias zonas de la casa, así como una tarjeta de embarque y un billete de avión a nombre de las dos acusadas que controlaban los pisos.

La tercera jornada de la vista tendrá lugar mañana con la participación de más testigos y la aportación de pruebas periciales será desde las 11:30 horas.